Buscador


INSPIRACION

17/06/2022

Cómo evitar la contaminación si vas en bicicleta

Todos sabemos que la contaminación del aire es un gran problema en las ciudades. Y seguirá aumentando en lugares donde hay mucho tráfico e industrias cerca (principales causantes de la contaminación del aire). Seguro que algún día has visto como una especie de niebla al salir a la calle. Esa niebla aparece cuando hay mucho humo y otras partículas que contaminan el aire. Son las llamadas nubes de smog y afectan a nuestra respiración y evidentemente, a los peatones y ciclistas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha marcado unos límites máximos que, si se sobrepasan, son peligrosos para la salud de las personas. El problema es que, según la OMS, hasta un 92% de las personas de todo el mundo respiramos aire superando esos límites. Y si vas en bici o te gustaría empezar a ir en bici, te preguntarás: ¿cómo afecta la contaminación a los ciclistas? Si vas en bicicleta por tu ciudad, te interesan estos consejos para evitar exponerte a tanta contaminación.

Consejos para ir en bici por la ciudad sin contaminarte

Ir en bicicleta es muy saludable, haces deporte, es un transporte sostenible… pero en muchas ciudades puedes sufrir efectos colaterales. Hay estudios que demuestran que, si pasas mucho tiempo en lugares con aire contaminado, podrías tener enfermedades pulmonares o cardiovasculares, por ejemplo. Y no queremos que pase eso. Así que, sigue estos consejos sobre cómo evitar la contaminación y sigue yendo en bicicleta. ¡Es sano y no contamina!

Elige una ruta con poco tráfico

Elige bien la ruta que harás con la bici antes de salir de casa. Intenta ir por calles con menos tráfico de coches, motos o autobuses (siempre que puedas). Está demostrado que, si te alejas al menos 25 metros de la carretera por donde circulan los coches, la contaminación por partículas baja hasta un 50%.

Intenta no pedalear muy rápido

Cuando vas en bicicleta por la ciudad no pedalees muy rápido para que puedas respirar tranquilamente. Además, si vas en bicicleta eléctrica, como respiras más suave, absorbes menos partículas contaminantes porque puedes hacer menos esfuerzo.

Sepárate de los otros vehículos

Si paras detrás de un coche, quédate a dos metros o más. Como más cerca estés del coche o cualquier otro vehículo de combustión, más contaminación recibirás. Parece obvio, pero a veces no lo pensamos. Lo mejor es ir por carriles bici, si los hay, para no ir por la misma carretera que los coches. También es importante que no te acerques a vehículos pesados (camiones, autobuses) porque los motores que tienen son más potentes que los de las motos o coches y emiten más partículas que dañan tu salud.

Lleva mascarilla

Puedes utilizar mascarilla, sobre todo en días con altos niveles de contaminación. Ya conocemos las mascarillas gracias a la pandemia de covid-19, pero la mascarilla que uses para disminuir la exposición a la contaminación no puede ser una cualquiera, sino una que esté certificada y que filtre como mínimo un 90%.

Mejorar la calidad del aire en las ciudades pasa por usar más la bicicleta y menos el coche. Cambiar la forma en cómo nos movemos y que las ciudades se adapten cada vez más a los ciclistas ayudará a que haya menos contaminación y que podamos respirar tranquilxs mientras vamos pedaleando por las calles de nuestra ciudad.

< VOLVER

Entradas relacionadas