Buscador


INSPIRACION

19/05/2022

5 consejos para ir en bici al trabajo

Seguro que estás cansadx de ir en coche por la ciudad y encontrar mil semáforos y atascos. Sabemos que es muy agobiante no poder hacer nada por llegar a tiempo al trabajo y evitar las miraditas de los compañerxs.

Tenemos una solución para ti: ir en bici al trabajo. Todo son ventajas: llegarás antes, harás un poco de ejercicio y mejorará tu salud, ahorrarás dinero y contribuirás a que tengamos un planeta mejor y cuidarás del medio ambiente.

Consejos para ir al trabajo en bici

Si todavía no te has decidido, sigue estos consejos para ir en bici al trabajo. y te convertirás en expertx. Tanto que hasta tu jefe o jefa te preguntará cómo consigues ser tan feliz a primera hora de la mañana.

Planea el camino

Si eliges bien el camino que tienes que hacer para llegar desde tu casa hasta el trabajo, ya tienes mucho ganado. Nuestro amigo Google Maps te puede echar una mano en este paso ya que da opciones de buscar rutas en bici, además de caminando, en coche, o en transporte público.

Lo importante aquí es elegir el camino que tenga más kilómetros de carriles bici para evitar pedalear entre medio de los coches, autobuses y taxis. Así irás más segurx y llegarás frescx como una rosa a la oficina.

Sal de casa con tiempo

Nunca se sabe lo que puede pasar, así que es recomendable que, si calculas que vas a tardar 20 minutos en llegar al trabajo, salgas con media hora de tiempo por si acaso. Normalmente, no hay problemas de retrasos al ir al trabajo en bici, pero a veces puedes tener algún problemilla con la cadena de la bicicleta o puedes sentirte cansadx y pedalear más despacio. Aunque lo de pedalear rápido o despacio se puede solucionar con una bicicleta eléctrica, que te ayudará con la fuerza del motor cuando necesites un empujoncito o no quieras sudar tanto en verano. Es una buena opción para llegar relajado al trabajo.

Elige la mejor bici para ir al trabajo

Es cierto que las bicicletas plegables son las más cómodas para guardar sin ocupar mucho espacio. Si en tu empresa no hay aparcamiento para bicis o no quieres molestar ocupando demasiado espacio, es una elección inteligente para que puedas dejarla en un rincón. Además, es superfácil de guardar en casa.

Pero hay otros factores a tener en cuenta, como el peso de carga máximo que tiene la bicicleta o, en el caso de ser una bicicleta eléctrica, cuánta autonomía tiene la batería. Por ejemplo, si vas con una mochila, el portátil o la bolsa del gimnasio, esos kilos suman a los tuyos, y no todas las bicis soportan tanto peso. En ese caso, necesitas buscar una bici con el máximo de carga posible (100 kg, 120 kg, 130 kg…) Si es eléctrica, deberás pensar si necesitas usarla mucho o no para decidir cuál te conviene más según la autonomía que tengan.

Elige los accesorios de tu bici

Hay algunos accesorios que te facilitarán la vida mientras vas en bici al trabajo. Las luces, tanto delantera como trasera de freno, son imprescindibles por si anochece. Además, las luces de freno avisan a otras personas o vehículos cuando vas a frenar. El casco es un imprescindible si no quieres jugarte la vida cada día. Si alguna vez tienes un choque, por pequeño que sea, el casco te protegerá la cabeza de los golpes y evitarás lesiones graves. Otro accesorio ideal para ir en bici al trabajo es el soporte para smartphone, ya que puedes colocar tu móvil en el manillar de la bicicleta y usarlo como GPS sin tener que cogerlo con las manos. ¡Es perfecto!

Cumple las normas

Tanto si vas en bici, en patinete o en cualquier otro vehículo, tienes que cumplir las normas de tráfico. Está prohibido circular por las aceras. Tienes que ir por carriles bici o por la carretera. Estás utilizando un vehículo y hay que tener en cuenta la seguridad de ciclistas y peatones. Tampoco se pueden utilizar auriculares o coger el móvil con la mano ni llevarlo entre la oreja y el casco mientras se pedalea, ya que puedes tener un accidente. Además, según la Ley de Tráfico, te pueden multar si incumples estas normas.

Estos son algunos consejos que te servirán para empezar a ir en bici al trabajo con tranquilidad. Una vez hayas entendido esto, solo tienes que coger tu bici y probar el recorrido. ¿Te animas?

< VOLVER

Entradas relacionadas