Buscador


INSPIRACION

03/02/2022

Top 3 consejos para el ciclismo en invierno

En épocas de frío como el invierno, puede ser más complicado salir en bici a la calle. Sobre todo, por la montaña: barro, humedad, rocas resbaladizas… pero ¡no te preocupes! Te damos algunos consejos para que puedas pedalear por la naturaleza durante el invierno.

Elegir la equipación de ciclismo en invierno

En un deporte como el ciclismo es importante cuidar detalles como el peso o la aerodinámica de la bici, pero la ropa y el casco de los ciclistas es tanto o más importante para poder pedalear cómodo.

Antes de salir de ruta con nuestra bici en invierno, tenemos que elegir la ropa y los tejidos que más se adapten a nosotros y que estén preparadas para que no pasemos frío. La primera capa que deberíamos ponernos es una camiseta térmica, para no pasar frío pero que deje transpirar la piel. Así, el sudor no se acumulará y evitaremos la sensación de humedad. La segunda capa es una camiseta técnica deportiva o maillot de ciclismo de manga larga. Esta capa sirve para protegernos y aislarnos del frío. Así, mantendremos la temperatura normal del cuerpo. También tenemos que llevar calcetines y guantes de materiales cálidos pero que transpiren. Y para acabar, si hace aire o llueve, hay chaquetas o chalecos con tejidos especiales para repeler agua o cortar el viento. Como complemento a esto, en la mochila podemos llevar un chubasquero y rodilleras, cinta para la cabeza y orejas y otros complementos para abrigarnos.

¿Qué hora es mejor para salir con la bici?

En invierno, las mejores horas son las centrales del día. Es decir, desde media mañana hasta media tarde. ¿Por qué? Porque las temperaturas a primera hora de la mañana y cuando se pone el sol son más bajas y no convienen. Aunque si la ruta va a ser larga, lo mejor sería salir pronto para poder llegar a casa con luz, ya que anochece bastante pronto. Aun así, debemos llevar siempre luces o focos por si se alargara demasiado la ruta y se fuera el sol.

Planificar la ruta

Escoger los mejores caminos no es fácil, pero debemos averiguar si la ruta que queremos hacer está bien en invierno, qué pasa si llueve, si hay charcos o barro en el camino. Lo principal para el ciclismo en invierno es evitar pasar por charcos o mojarnos mucho porque es muy incómodo ir en bicicleta en estas condiciones. Además, la bicicleta tiene que limpiarse después de utilizarla y, si se llena de barro, nos costará más que quede como nueva. Así que, nuestro consejo es que antes de salir de casa tengamos claro el recorrido que vamos a hacer para no llevarnos sorpresas.

No hay que tener miedo a ir en bici en invierno. Es una aventura que puede ser muy divertida si seguimos estas recomendaciones.

< VOLVER