Buscador

Movilidad

¿Puedo hacer lo que quiera con mi patinete eléctrico?

15/11/2021

El uso de los vehículos de movilidad personal (VMP) como los patinetes eléctricos se ha ido extendiendo durante los últimos años. Pero, no todo es válido cuando nos subimos a uno. Precisamente, debido al número de usuarios que va creciendo exponencialmente, es necesario establecer unas normas de uso y comportamiento. ¿Por qué es importante que haya una normativa? Los patinetes eléctricos circulan por la vía pública, al mismo tiempo que las bicicletas, peatones, motos, coches, etc. y debemos seguir unas reglas a la hora de conducirlos para evitar accidentes.

Entonces, respondiendo a la pregunta sobre si se puede ir por donde cada uno quiera y de la forma que quiera, la respuesta es: no.

Algunos ayuntamientos ya han establecido sus ordenanzas municipales con algunas normas básicas de circulación y uso de los VMP, mientras se esperan cambios en las leyes a nivel estatal. Por eso, es necesario consultar las normas de cada pueblo o ciudad.

¿Qué normas debemos cumplir?

Los vehículos de movilidad personal están compuestos por motores eléctricos que pueden proporcionar una velocidad máxima de 25 km/h. Se trata de vehículos de una o dos ruedas y son solo para una persona.

Algunas de las normas más importantes para los conductores de patinetes eléctricos son:

No se puede ir por aceras o zonas peatonales con el patinete en marcha. Tampoco se puede circular por autovías, autopistas, vías interurbanas o túneles.

– Los patinetes eléctricos no pueden superar la velocidad de 25 km/h. No pueden ser manipulados para alterar la velocidad u otras características técnicas. Si superan los 25 km/h serán considerados como ciclomotores y deberán cumplir otra normativa.

– En cada patinete solo puede ir una única persona porque son vehículos de una plaza. Hay sanciones por ir dos o más personas en un patinete eléctrico.

– Todavía no ha entrado en vigor la nueva normativa aprobada por la DGT que obligará a llevar casco a todos los conductores de VMP. Aun así, ya hay ciudades en las que es obligatorio su uso. También hay ciudades en las que los ayuntamientos han decidido fijar una edad mínima para poder conducir patinetes eléctricos. Es importante consultar la normativa de cada localidad para comprobar si estamos cumpliendo o no las reglas.

– Comportamientos como conducir un patinete bajo los efectos del alcohol u otras drogas conlleva multas, al igual que con otros vehículos.

– No se puede ir usando el móvil o hablando por teléfono mientras se conduce. Este comportamiento también conlleva multas.

Conducir de noche sin luces, ni prendas reflectantes también conlleva una sanción.

Está claro que los patinetes eléctricos son una alternativa que muchas personas utilizan para desplazarse, pero hay que ser consciente de las normas existentes. Circular por una ciudad no es un juego. No podemos hacer lo que queramos con nuestro patinete porque nuestra seguridad debe ser siempre lo primero.

< VOLVER