Buscador


INSPIRACION

21/02/2022

Nuevos conceptos de bicicleta: gravel

El mundo del ciclismo ha ido evolucionando a lo largo de los años. Desde el diseño de las bicicletas, los materiales, los accesorios hasta la preparación de los ciclistas. Uno de los cambios más interesantes es el tipo de bicis que han surgido, entre los cuales está el “gravel”.

¿Qué es una bicicleta de gravel?

El gravel es una modalidad de ciclismo que se puede practicar con unas bicicletas similares a las de carretera en cuanto a diseño, pero las ruedas están adaptadas para ir por otros terrenos fuera de ella, además de ser monoplato y contar con un manillar curvo. Podríamos decir que las bicis de gravel son una mezcla de bicis de carretera y bicis de montaña MTB.

Por tanto, con una bici de gravel se puede ir por carreteras, pistas de grava, senderos, pero incluso por ciudad. Este concepto de bici nació de la necesidad de encontrar bicicletas más versátiles, que se pudieran utilizar en distintos terrenos. La gravel es una bicicleta híbrida, sin las limitaciones de una bici específica para un solo terreno, como la mountain bike. Y es que son perfectas para una aventura o para el día a día, ya que suele ser cómodo colocar distintos accesorios: desde paquetes en el portabultos, portabidones, hasta guardabarros.

Ventajas de las bicicletas gravel

Los beneficios de las bicicletas gravel son múltiples ya que tienen características de diferentes bicis, para convertirlas en bicis cómodas y polivalentes.

Con la gravel, el terreno deja de ser una preocupación. Las ruedas están diseñadas para poder ir por caminos con grava (de ahí su nombre, gravel). Esta modalidad de bici está pensada para poder llevar accesorios, lo que encaja en el día a día. Aunque si lo que queremos es salir de la rutina, la gravel es una bicicleta para no aburrirse, permite ser aventureros, encontrar nuevas rutas y caminos, gracias a su diseño híbrido.

Variantes del gravel

De este estilo de bicicleta, gravel, han surgido variantes que se utilizan en la ciudad, con ruedas sin tacos y el manillar recto. Estas bicis son las que suelen llevar los repartidores o gente en las grandes ciudades, como Nueva York. Podríamos decir que son bicicletas urbanas SUV, más robustas que las urbanas convencionales, y que también se pueden customizar para transformarlas en gravel.

< VOLVER